¿Fabra o Fraga?

En este país de televidentes, hambriento de primarias, con el verbo democratizar aún sin conjugar por lo que a los partidos políticos respecta, miramos con envidia a los que pueden, sin estar afiliados, decidir si será Obama o será Hillary el que se enfrente a McCain.
Juan Luis Costa Zúñiga

Verdes del Mediterráneo

Es el nuestro, país de listas cerradas, donde el monopolio del poder consiste precisamente en confeccionarlas, estableciendo los límites a la libertad de elegir de los ciudadanos. Para muchos este nuevo “contrato social” es casi un contrato basura, porque se configura en base a la figura del contrato de adhesión que las grandes “compañías” que administran la política nos proponen una vez cada cuatro años.
El sistema político de nuestra democracia, que gira alrededor de la partitocracia, es alérgico a los debates, con sustancia, se entiende. Se discute sobre las personas y no sobre las ideas, Aguirre o Rajoy, siguiendo el esquema trillado de las revistas del corazón y del tomate televisivo que da más réditos. Pero como quiera que ya todos vemos la CNN, incluso los que vamos a sufrir dentro de poco el apagón digital, y sabemos que en “América” puedes votar en las primarias, aún sin estar afiliado, todo nos hace añorar esa libertad de elección. Las encuestas previas a las últimas elecciones generales fueron unánimes en cuanto al rechazo que la candidatura de Rajoy recibía entre el común de los electores, aún así la misma fue impulsada por su partido al rompeolas de la debacle electoral.
Ahora se plantean dentro del PP las primarias a celebrar en el Congreso de Valencia, Rajoy se postula para sucederse a sí mismo y Aguirre amaga con presentar candidatura alternativa, y cuando el PP valenciano parecía haber exorcizado el cisma entre campistas y zaplanistas, ahora el dilema se reproduce entre ponsistas y costistas. Y entre todos como advertía Mayor Oreja parece que aspiran a repetir el “hara kiri” que protagonizó en su día la UCD. Sin embargo si los ciudadanos sin carnet estuviéramos invitados a las primarias, verdaderamente sería complicado decidir a quién votar. Si analizamos las personas que se van agrupando en torno a las posibles candidaturas tenemos que preguntarnos : ¿Qué representan estas candidaturas? ¿Quién está detrás de la candidatura de Juan Costa? Aguirre, Rato y … Fabra. ¿Quién está detrás de la candidatura de Gonzalez Pons? Rajoy, Gallardón y … Fraga. Al final el mérito del PP desde el punto de vista de los verdes podría estar en conseguir reciclar a estas dos figuras insignes. En resumidas cuentas, que al final la decisión resulta tan complicada, que casi es una suerte para nosotros que no estemos invitados a estas primarias, y que debamos desear suerte y acierto a los afiliados del PP, si es que les permiten finalmente pronunciarse al respecto.
Lo que está muy claro es que a Blanco le gustaría participar como votante en las primarias del PP, a mí como militante del ecologismo político valenciano, también me gustaría hacerlo en las primarias del socialismo valenciano. Yo personalmente me decantaría por Alarte, simplemente porque tiene la virtud de anunciar que prescindirá de pactos con terceros, y así nos ahorra a los Verdes el riesgo de incurrir nuevamente en ese tipo de trampas, los verdes no deberíamos intentar más pactos preelectorales, después de las elecciones, sin límites, siempre a cambio de conseguir acuerdos políticos que primen el “homo ecologicus” sobre el “homo faber”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: