La miseria política de los verdes españoles

“Según me han contado, parece que ya el trauma lo han superado plenamente y ahora todos y todas se pelean por sacar el girasol como sea y donde sea. ¿Qué les parece? Pero, ni con ésas, porque, Los Verdes giran y giran y vuelven a girar y no se encontrarán jamás.

Y es que, parodiando a Groucho Marx, Los Verdes, surgiendo de la nada, han alcanzado las más altas cotas de la miseria… política.”
Paco Barreda
http://pacobarreda.es/

“En resumidas cuentas, si la filosofía del ecologismo siempre ha sido la de superar las fronteras artificiales, aunque éstas resulten ser, a la postre, delimitaciones físicas y naturales, me cuesta mucho trabajo entender la enorme pérdida de tiempo que suponen las discusiones a ninguna parte con nacionalistas ultramontanos, que no hacen sino colocar o añadir más barreras y límites a los ya existentes,…”
Paco Barreda
http://pacobarreda.es/

RECONOCIMIENTO A LOS/AS QUE SE “QUEMARON” EN LOS INICIOS DE LA ANDADURA DE “LOS VERDES”

No quiero terminar sin dejar reflejado aquí (es lo mínimo que uno debe hacer) un reconocimiento expreso y agradecimiento sincero para todos/as aquellos/as que al inicio de la andadura de Los Verdes en España se esforzaron al máximo por intentar construir una alternativa política sólida para la democracia de nuestro país (cosa que, como se ha visto, todavía está muy lejos de lograrse), y ellas y ellos son:

Jane Patricia Spencer Thirlway, José Gómez Manzano (compañero y amigo inigualable), in memoriam Magaly Rodríguez Costas, Isidoro Martín Sánchez (en la foto, en el centro, con barba), José Carlos Carballo Hernández (gracias, José Carlos, por tus buenos oficios con la Notaría de La Orotava), Guillermo Batista Crespo (en la foto, a mi lado), María de los Ángeles Rodríguez Barreda (gracias, Ita, por todos tus espléndidos carteles), Tania Tomás Fernández, Pablo Fermín Duranza González, Belkis Coromoto Dorta Lima, María de los Ángeles Toribio Torre, José Luis Duranza González, Ildaura Ortiz González, Ramón Ojeda Socorro, Juan Conrado Díaz Jiménez, Ángela Bueno Díaz, Juan Manuel Raya Pérez, Miguel Ángel Amorós Jiménez, Tomás Emilio Vera Sánchez (gracias, Tomás, por estar siempre al pie del cañón presta la cámara y tomando fotos), José León Díaz Rizo (gracias, Pepe, por facilitar la sede del partido en Santa Cruz de Tenerife), Juana Leila Díaz Luis, Dolores del Pilar Ortiz González, Pedro Aníbal de Armas Expósito, Francisco Álvarez (Candelaria, Aureliano, Eduardo), Manuel Suárez Macías, Luis Hidalgo, José Antonio Errejón Villacieros (en la foto, segundo por la izquierda), Edgardo Vallejo, Ángel Muñoz, Javier Olivares… y tantos y tantos otros y otras cuyos nombres y apellidos me es imposible recordar. Mis disculpas por este lapsus… los años no pasan en balde. No obstante, si alguien me refresca la memoria, los/as que falten serán añadidos/as.

Agradecido a Jane P. Spencer por su paciencia y por aguantar mis pejigueras y pedidos: “A ver si encuentras esto y lo otro y lo de más allá… Mándame tal cosa… Falta no sé qué…”, y a mi hijo Rumén, por escanear y enviarme lo que su madre le trasladaba.

Finalmente, tampoco quiero despedirme sin expresarle un agradecimiento especial a Olga Beatriz Vásquez Villarroel por su inagotable insistencia en que escribiera esta historia, que más que “historia” fue una aventura y un auténtico reto debido a la coyuntura política que atravesábamos por aquellas fechas.”
Paco Barreda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: