Un invierno en Mallorca

Una ley electoral injusta no parece que será suficiente para evitar la explosión de un sistema político en abierta descomposición. Los casos se multiplican y ya no se refieren a ayuntamientos aislados sino que afectan al equilibrio político institucional de autonomías clave para los equilibrios cada vez más frágiles en que se basa el modelo de alternancia que el bipartidismo pretende imponer a los ciudadanos.
Los verdes deben en nuestra opinión alejarse de los partidos tradicionales y de los sistemas de clientelismo y corrupción en que se fundamentan para ofrecer una opción netamente diferenciada y saneada a los votantes ecologistas.
No debe ser nuestro objetivo salvar la tela de araña en que el sistema de la actual partitocracia ha convertido nuestra democracia pero si los valores en que esta se debe asentar, y que se basan en la transparencia, la participación ciudadana, y el respeto de la diversidad política, pero siempre preservando nuestro carácter como partido verde.

En todas y cada una de las comunidades autónomas deberíamos ser capaces de ofrecer la unidad del ecologismo político, la no concurrencia entre listas verdes y una apertura a la sociedad civil siguiendo el modelo Europa Ecologie para ofrecer un modelo limpio y honesto de gestión de los asuntos públicos que ponga su acento en las demandas ciudadanas y no en la supervivencia del actual sistema de partidos políticos y de sus cuadros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: